jueves, 15 de junio de 2017

Participación: Leyenda urbana.

Perdónenme la vehemencia: no se participa porque la ciudadanía no quiere participar.   Y no participa, opino, porque para decidir y ejecutar proyectos de ciudad ya están las administraciones, con sus centros de decisión política formados por representantes elegidos por el pueblo en votación libre, directa y secreta.  
En las reuniones para que participe la ciudadanía son fijos los históricos presidentes de las asociaciones de vecinos mas alguien de su junta. Unas asociaciones cuyas asambleas no son especialmente numerosas. Los presidentes andan quejosos de las dificultades para rejuvenecer las juntas directivas y para asociar gente nueva, y lo justifican,  miren por donde, con la falta de participación. En estas reuniones periódicas también fichan sin falta varios técnicos municipales para ofrecer la información de primera mano y el Concejal o la Concejal de turno, pero vecinos stricto sensu pocos, con inquietante tendencia a ninguno.  Da igual que la reunión vaya del destino de la plaza que tenemos delante del portal, seamos sinceros, a la mayoría no le interesa participar en estas reuniones, ni en asociaciones, ni en partidos, ni en sindicatos ni en plataformas. 
La autodenominada “nueva política”, que se presentó como agua de mayo para la sequía de representación, no ha conseguido ni de lejos indicadores de éxito razonables. Por no participar no participan ni sus afiliados en su propias consultas. Según escribe Carles Castro en La Vanguardia “Las cifras de participación en las consultas de las formaciones más recientes quedan muy por debajo de las de los partidos tradicionales” e ilustra la afirmación con estas gráficas:
Fuente: Carles Castro, La Vanguardia

jueves, 1 de junio de 2017

Altra Lleida.

 Ha mort Raymonde Salle, viuda de Víctor Torres i Perenya. Una gran senyora. La Raymonde contava una història   -l’últim cop  que li vaig sentir va ser al tanatori acomiadant Víctor Torres-  que vaig escoltar vàries vegades de boca dels meus avis materns. Víctor Torres i el meu avi, Juan Manuel Nadal Gaya, tenien una excel·lent relació personal.  Entre altres coses van ser companys de Senat la Legislatura del 79 i, explicava el meu avi, aquells viatges Lleida - Madrid unien molt.  No eren com ara 2h 15’ d’AVE.  En aquell temps, diuen, era un viatge de pràcticament tot un dia si paraves a dinar. Molta conversa,  confidències i projectes comuns.  També eren veïns d’escala al Carrer Maragall.  La història que explicaven és una més de les moltes del 23F.  Quan va esclatar el cop d’Estat i la Guardia Civil va irrompre al Congrés, la meva àvia va anar a casa dels Torres a dir-li a Raymonde que no dubtessin a amagar-se a casa dels meus avis si tot es complicava. Que allà no buscarien. Raymonde li va agrair sempre aquest oferiment, que estic convençut hagués estat recíproc en circumstàncies inverses. Les dues families, amb tràgics records recents de la guerra civil, sabien del valor d'aquell oferiment aquella nit d'incertesa.   Però n'hi ha més d'histories de valors humans dels Torres per sobre d’ideologies:  Citant “Un vals de cap d'any”, text entranyable d’Anna Sàez Mateu: “Ara que sembla que dos polítics amb un mateix objectiu no es puguin entendre, està bé recordar que Víctor Torres no va perdre mai l'amistat amb Francisco Pons, que presumia de tenir el carnet número 1 de Falange a Lleida i que va arribar a ser alcalde de la ciutat. Els separava un abisme ideològic, però Víctor Torres no el va delatar quan en plena guerra, Pons tractava de fugir a territori nacional. I Pons mirava cap a una altra banda quan havien canviat les tornes i Torres retornava clandestinament a Lleida. Busquem generositat al diccionari?” Molts de nosaltres, veient el nivell de la política actual, on sembla que odiar sigui políticament correcte,  podríem aprendre d’aquests exemples.  Només em queda una pregunta: Victor Torres hagués vetat un carrer a nom del meu avi? Mai no ho sabrem del cert,  tot i que jo tinc una opinió cristal.lina. Altres temps. Altra política. Altra Lleida  



miércoles, 24 de mayo de 2017

L'Essència.




 La Llotja de Lleida 22 de maig de 2017. Foto FECOLL 
Estic molt agraït a la FECOLL   per haver-me atorgat el VII Premi de Rodolins i Versos Satírics “Memorial Jordi Plens”. Ho estic, primer, pel plus sentimental que comporta un acte així a casa teva, en una entitat tant estimada per mi com és la FECOLL; no és el mateix que et passi a Móstoles o a Salou. I segon, perquè la meva família tenim una llarga excelent relació amb la família Plens, lleidatans de socarrel,  des de “tota la vida”. Són components  personals que fan més emocionants aquestes vivències.  L’acte de dilluns a la Leandre Cristofol de la Llotja va ser familiar, divertit, amable, amb un punt reivindicatiu. Sabem que quan Xavi Perez -President de la FECOLL- agafa un micro en un acte oficial caurà alguna “colleja” a les Administracions  en defensa de l’Aplec, però sempre ho fa amb honestedat i sense acritud.  Em va agradar el pregó de Gregori Canalias, me quedo amb la seva reflexió al voltant que “l’Aplec és més que una alifara” (va dir) és tota una setmana d’activitats i és quelcom que uneix els lleidatans.  El Premi Caragol Llimac 2017 va ser per Xavier Valls –periodista esportiu de TV3– quí va demanar disculpes pel desafortunat comentari sobre que la victòria del Barça B era la millor notícia de la tarda, després de guanyar el Lleida Esportiu -afirmació digna de Llimac-. Cosme García s’endú el Caragol Bover 2017,  García (segons destaca la nota de la FECOLL i ho comparteixo)  “va recordar els inicis, la figura del Manolo Calpe, els agermanents històrics amb altres festes com les de Tudela i, per descomptat, la seva participació en el Caragol Tour.”

jueves, 27 de abril de 2017

De quién es el tertuliano?

Demoledor alegato de Angels Barceló contra el veto de PODEMOS a Iñigo Errejon en la tertulia política Hora25 de la SER. Aquí les dejo el enlace (3’25’’) para que lo escuchen. En resumen: PODEMOS se carga a Iñigo de la tertulia -llevaba más de tres años participando- y exige a Barceló la incorporación de Irene Montero; lo que se conoce coloquialmente como un “trágala”. Angels Barceló se niega en banda  argumentando que su único objetivo es hacer un buen programa de radio y por ello elije el contenido y, importante, a los invitados.  Sigue Barceló que el Jefe de Comunicación de PODEMOS le dijo que, tras Vista Alegre II, Errejón ya no representa la posición dominante del partido.  Ella le responde que la SER no acepta imposiciones de ningún partido.
Prácticamente todas las radios locales, además de la televisión, organizan tertulias políticas. Es  habitual que los medios locales soliciten a los partidos su tertuliano sin cuestionarlo, y es poco habitual  que el medio exija un nombre concreto diferente al que designa el partido, como ocurre en este caso con Errejón.   Quién debe decidir los nombres de estos tertulianos? El medio o el partido?
Los partidos siempre envían (¿imponen?) personas que, teóricamente, representan la posición de la mitad más uno de la organización; Irene Montero en el caso que hablamos.   Pero a  veces, esos elegidos no cumplen las expectativas o las necesidades del medio, bien por discutibles aptitudes comunicativas, bien porque las circunstancias  personales del tertuliano no van con el espíritu del programa o su audiencia, en cuyo caso el medio debería descartar amablemente el tertuliano: 1-0 a favor del medio. Pero, por otro lado,  estarán conmigo en que la organización política tiene derecho a decidir quién habla públicamente en su nombre en cada momento. Es un principio general básico de representación: 1-1 empate.  

Soy consciente que el criterio puede variar en función de la titularidad del medio: pública o privada, y es determinante que nos encontremos o no en periodo electoral, pero en general la mejor solución, como en casi todo, nace del equilibrio; del consenso de  nombres para dar con la persona que mejor cubra las expectativas de la cadena y las de la ejecutiva de turno de la organización política, que debe velar por la coherencia del mensaje. Sin manías, con transparencia y sin "trágalas". De lo contrario pueden toparse con el “Efecto Barceló”: PODEMOS se queda sin  voz en la tertulia de Hora25.







viernes, 14 de abril de 2017

La guerra desde el burladero.

En el 99 pasé 6 meses, de enero a junio, de Erasmus en Bari (Italia), capital de la región de Apulia;  en el talón de la bota, para entendernos. Es un puerto principal europeo del Adriático además de Venecia y como verán en el mapa está muy cerca de la antigua Yugoslavia. Allí estudié derecho y viví con mis amigas Meritxell Miarnau y Anna Solé, la primera ejerce hoy de abogada en Lleida y la segunda en Andorra.  A los tres nos pilló de pleno la Guerra de Kosovo. Concretamente, recordaran, los bombardeos continuos de las fuerzas de la OTAN contra objetivos yugoslavos entre el 24 de marzo y el 10 de junio de ese año. Cerraron el aeropuerto de Bari que fue “tomado” por la OTAN para operaciones militares.  Al puerto llegaron las fragatas de las tropas aliadas.  Tuvimos ocasión de visitar la española, con un par de situaciones cómicas que me reservo para otro post, pero estaba también la francesa, la inglesa creo recordar…todas. La llegada del portaviones  USS John F. Kennedy (CV-67) fue un espectáculo mayúsculo,  quintuplicaba en tamaño a todas las demás,  entendimos claramente por qué eran los dueños del mundo. Por la noche, nos apostábamos en el paseo marítimo Lungo Mare,  con unas cervezas Peroni y un paquete de cigarrillos a ver los destellos de bombardeos en el horizonte.  Vimos cómodamente la guerra desde el burladero. Las tropas aliadas disparaban desde las fragatas los misiles de largo alcance iluminando la línea del horizonte como flashes de  cámaras fotográficas.  Aquellos días llamamos a Antonio Blanc, profesor de Derecho Comunitario de la UdL y responsable del programa Erasmus para consultarle qué hacíamos, no sabíamos si  los yugoslavos responderían con ataques hacia Europa y lo que era peor, si los centrarían en Bari. Había un sinfín de rumores en la calle y en el colegio mayor donde comíamos y cenábamos muchos días. Blanc nos respondió: “Estoy muy atento a los acontecimientos, de momento estaros tranquilos, si se pone feo os llamo y os volvéis”.  Aparte de la inquietud generalizada y del cierre del aeropuerto, poco más nos afectó la guerra en nuestro día a día. Bueno sí: el tabaco de contrabando que fumábamos todos los universitarios –mucho más barato que el legal-  se encareció dado que los contrabandistas  debían sortear las fragatas o idear nuevas rutas.  Y esas noches en las que, jóvenes,  observábamos los bombardeos como si de una película de sobremesa se tratara me hacen reflexionar hoy, de nuevo, sobre la indiferencia con la que muchos observamos la masacre cuando nos sentimos resguardados y no nos toca de cerca. Cuando estamos en una fresca terraza del Lungo Mare de Bari o tirados en el sofá viendo en directo como Trump despliega su flota hacia Corea del Norte, o como se complica sin solución aparente el conflicto de Siria. Cambiamos de canal que empieza el Barça o, qué sé yo,  Sálvame de Tele5.    


miércoles, 22 de marzo de 2017

Els Gorrions i la Plataforma Lleida Lliure del Franquisme.


Els seguidors  de “Game of Thrones” reconeixereu els Gorrions, una de les principals trames de la cinquena temporada que té a veure amb un grup extremista religiós. Són els nous líders de la fe del Regne a “Desembarco del Rey”.  George R.R. Martin, autor de les novel·les en les que es basa la sèrie reconeix haver-se inspirat en l’Església Catòlica medieval per a crear aquest grup de fanàtics. Ha pres com a referència els períodes on els càrrecs de l’Església eren polítics no religiosos. Els Gorrions estan decidits a ressuscitar la fe destruïda pels Targaryen i es presenten davant la ciutat com els únics garants de la moral política. Quelcom semblant succeeix aquests dies amb la Plataforma Lleida Lliure del Franquisme i el seu judici polític als noms, presents i futurs, dels carrers de Lleida. La Plataforma s’atorga el poder espiritual per determinar qui combregava amb la repressió del règim franquista i qui no. Com feia la Inquisició arbitràriament amb els presumptes fidels a Satanàs.  Qualsevol persona que no s’exiliés durant la dictadura i destaqués en la vida pública o en l'Administració locals és sospitosa “franquista”, obviant si el lleidatà "acusat" va participar o no, insisteixo,  en la repressió o l'exaltació de "l'alzamiento" que és del què va la Llei de Memòria Històrica.  M’agradaria saber de primera mà què en pensen els fills, nets i els amics dels alcaldes dels pobles de Lleida de començaments dels 70 -franquistes opressors tots sense redempció segons l'argumentari de la Plaforma- quan veuen els seus pares, avis o amics defenestrats de la via pública. M’imagino, posats a novel·lar, la posada en escena d’un hipotètic judici popular per decidir si un personatge va ser franquista o no: veig el Tribunal amb les túniques blanques, al.legant lleis estotèriques i fent-hi preguntes de l’estil: Què pensava políticament? Què va escriure? Quins llocs freqüentava l'acusat? Va anar a alguna reunió del Caliu Ilerdenc? Frecuentava El Casino?  Tot plegat un macabre capítol de “Game of Thrones” a la Paeria.  

sábado, 18 de marzo de 2017

Rock and Roll en el PSC

Sidonie. Cafè Teatre Escorxador. Lleida 17 marzo 2017
Ayer tuve una noche “rockera”. Empalmé la asamblea de la agrupación del PSC de Lleida que invistió Primer Secretario a Fèlix Larrosa con el concierto de Sidonie en el Cafè del Teatre Escorxador.
El cantante, Marc Ros, barcelonés como el resto del grupo, saludó a Lleida como “la ciutat de la Casa de la Bomba, l’editorial Milenio, la Seu Vella i els caragols”. Se les ocurre una definición más indie?  Como suele pasar aquí el público empezó en modo postureo para acabar dándolo todo con “Carreteras Infinitas” y  “Estáis Aquí”. La actitud de Sidonie en el escenario es embriagadora, una explosión de energía positiva sin extravagancias; disfrutan de su concierto sin imposturas; todo fluye y te sientes sin  esfuerzo uno más de su fiesta.  Pueden hacerse una idea de la potencia de este grupo a través del trabajo Girando Con… del fotógrafo leridano y amigo Rafa Ariño  a quién el diario El Mundo describe como “Los ojos del indie español". 
Y me dirán, y esto qué carajo tiene que ver con la nueva ejecutiva del PSC Lleida? Pues miren, me dio qué pensar.  Yo opino que con Larrosa llega el Rock and Roll al partido.  La política necesita cambios de ritmo. Misma partitura si quieren, pero que entren batería y guitarras eléctricas para que se escuche el discurso socialdemócrata entre tanto barullo.  Fèlix tiene dos cualidades que los seguidores de este blog saben que valoro siempre: criterio político y coraje para defenderlo.  Y además, como Sidonie, te hace partícipe de su fiesta sin imposturas.  La raza la ha demostrado públicamente en diferentes episodios, incluso en votaciones de mociones municipales que no vienen al caso. No tiene que demostrar nada.  Félix es de Lleida, en el sentido que los de Lleida sabemos mirándonos con una sonrisa al margen de ideologías. Él, desde la lealtad a prueba de bomba a la organización y a los alcaldes Ros y Siurana, a los que agradeció especialmente el apoyo recibido,  ya está afinando instrumentos y haciendo pruebas de sonido. Con energía positiva. Sin complejos frente populismos locales, y con compañerismo. Mucha suerte y aciertos a la nueva ejecutiva: carreteras infinitas y algún crimen que resolver.