jueves, 27 de abril de 2017

De quién es el tertuliano?

Demoledor alegato de Angels Barceló contra el veto de PODEMOS a Iñigo Errejon en la tertulia política Hora25 de la SER. Aquí les dejo el enlace (3’25’’) para que lo escuchen. En resumen: PODEMOS se carga a Iñigo de la tertulia -llevaba más de tres años participando- y exige a Barceló la incorporación de Irene Montero; lo que se conoce coloquialmente como un “trágala”. Angels Barceló se niega en banda  argumentando que su único objetivo es hacer un buen programa de radio y por ello elije el contenido y, importante, a los invitados.  Sigue Barceló que el Jefe de Comunicación de PODEMOS le dijo que, tras Vista Alegre II, Errejón ya no representa la posición dominante del partido.  Ella le responde que la SER no acepta imposiciones de ningún partido.
Prácticamente todas las radios locales, además de la televisión, organizan tertulias políticas. Es  habitual que los medios locales soliciten a los partidos su tertuliano sin cuestionarlo, y es poco habitual  que el medio exija un nombre concreto diferente al que designa el partido, como ocurre en este caso con Errejón.   Quién debe decidir los nombres de estos tertulianos? El medio o el partido?
Los partidos siempre envían (¿imponen?) personas que, teóricamente, representan la posición de la mitad más uno de la organización; Irene Montero en el caso que hablamos.   Pero a  veces, esos elegidos no cumplen las expectativas o las necesidades del medio, bien por discutibles aptitudes comunicativas, bien porque las circunstancias  personales del tertuliano no van con el espíritu del programa o su audiencia, en cuyo caso el medio debería descartar amablemente el tertuliano: 1-0 a favor del medio. Pero, por otro lado,  estarán conmigo en que la organización política tiene derecho a decidir quién habla públicamente en su nombre en cada momento. Es un principio general básico de representación: 1-1 empate.  

Soy consciente que el criterio puede variar en función de la titularidad del medio: pública o privada, y es determinante que nos encontremos o no en periodo electoral, pero en general la mejor solución, como en casi todo, nace del equilibrio; del consenso de  nombres para dar con la persona que mejor cubra las expectativas de la cadena y las de la ejecutiva de turno de la organización política, que debe velar por la coherencia del mensaje. Sin manías, con transparencia y sin "trágalas". De lo contrario pueden toparse con el “Efecto Barceló”: PODEMOS se queda sin  voz en la tertulia de Hora25.







viernes, 14 de abril de 2017

La guerra desde el burladero.

En el 99 pasé 6 meses, de enero a junio, de Erasmus en Bari (Italia), capital de la región de Apulia;  en el talón de la bota, para entendernos. Es un puerto principal europeo del Adriático además de Venecia y como verán en el mapa está muy cerca de la antigua Yugoslavia. Allí estudié derecho y viví con mis amigas Meritxell Miarnau y Anna Solé, la primera ejerce hoy de abogada en Lleida y la segunda en Andorra.  A los tres nos pilló de pleno la Guerra de Kosovo. Concretamente, recordaran, los bombardeos continuos de las fuerzas de la OTAN contra objetivos yugoslavos entre el 24 de marzo y el 10 de junio de ese año. Cerraron el aeropuerto de Bari que fue “tomado” por la OTAN para operaciones militares.  Al puerto llegaron las fragatas de las tropas aliadas.  Tuvimos ocasión de visitar la española, con un par de situaciones cómicas que me reservo para otro post, pero estaba también la francesa, la inglesa creo recordar…todas. La llegada del portaviones  USS John F. Kennedy (CV-67) fue un espectáculo mayúsculo,  quintuplicaba en tamaño a todas las demás,  entendimos claramente por qué eran los dueños del mundo. Por la noche, nos apostábamos en el paseo marítimo Lungo Mare,  con unas cervezas Peroni y un paquete de cigarrillos a ver los destellos de bombardeos en el horizonte.  Vimos cómodamente la guerra desde el burladero. Las tropas aliadas disparaban desde las fragatas los misiles de largo alcance iluminando la línea del horizonte como flashes de  cámaras fotográficas.  Aquellos días llamamos a Antonio Blanc, profesor de Derecho Comunitario de la UdL y responsable del programa Erasmus para consultarle qué hacíamos, no sabíamos si  los yugoslavos responderían con ataques hacia Europa y lo que era peor, si los centrarían en Bari. Había un sinfín de rumores en la calle y en el colegio mayor donde comíamos y cenábamos muchos días. Blanc nos respondió: “Estoy muy atento a los acontecimientos, de momento estaros tranquilos, si se pone feo os llamo y os volvéis”.  Aparte de la inquietud generalizada y del cierre del aeropuerto, poco más nos afectó la guerra en nuestro día a día. Bueno sí: el tabaco de contrabando que fumábamos todos los universitarios –mucho más barato que el legal-  se encareció dado que los contrabandistas  debían sortear las fragatas o idear nuevas rutas.  Y esas noches en las que, jóvenes,  observábamos los bombardeos como si de una película de sobremesa se tratara me hacen reflexionar hoy, de nuevo, sobre la indiferencia con la que muchos observamos la masacre cuando nos sentimos resguardados y no nos toca de cerca. Cuando estamos en una fresca terraza del Lungo Mare de Bari o tirados en el sofá viendo en directo como Trump despliega su flota hacia Corea del Norte, o como se complica sin solución aparente el conflicto de Siria. Cambiamos de canal que empieza el Barça o, qué sé yo,  Sálvame de Tele5.    


miércoles, 22 de marzo de 2017

Els Gorrions i la Plataforma Lleida Lliure del Franquisme.


Els seguidors  de “Game of Thrones” reconeixereu els Gorrions, una de les principals trames de la cinquena temporada que té a veure amb un grup extremista religiós. Són els nous líders de la fe del Regne a “Desembarco del Rey”.  George R.R. Martin, autor de les novel·les en les que es basa la sèrie reconeix haver-se inspirat en l’Església Catòlica medieval per a crear aquest grup de fanàtics. Ha pres com a referència els períodes on els càrrecs de l’Església eren polítics no religiosos. Els Gorrions estan decidits a ressuscitar la fe destruïda pels Targaryen i es presenten davant la ciutat com els únics garants de la moral política. Quelcom semblant succeeix aquests dies amb la Plataforma Lleida Lliure del Franquisme i el seu judici polític als noms, presents i futurs, dels carrers de Lleida. La Plataforma s’atorga el poder espiritual per determinar qui combregava amb la repressió del règim franquista i qui no. Com feia la Inquisició arbitràriament amb els presumptes fidels a Satanàs.  Qualsevol persona que no s’exiliés durant la dictadura i destaqués en la vida pública o en l'Administració locals és sospitosa “franquista”, obviant si el lleidatà "acusat" va participar o no, insisteixo,  en la repressió o l'exaltació de "l'alzamiento" que és del què va la Llei de Memòria Històrica.  M’agradaria saber de primera mà què en pensen els fills, nets i els amics dels alcaldes dels pobles de Lleida de començaments dels 70 -franquistes opressors tots sense redempció segons l'argumentari de la Plaforma- quan veuen els seus pares, avis o amics defenestrats de la via pública. M’imagino, posats a novel·lar, la posada en escena d’un hipotètic judici popular per decidir si un personatge va ser franquista o no: veig el Tribunal amb les túniques blanques, al.legant lleis estotèriques i fent-hi preguntes de l’estil: Què pensava políticament? Què va escriure? Quins llocs freqüentava l'acusat? Va anar a alguna reunió del Caliu Ilerdenc? Frecuentava El Casino?  Tot plegat un macabre capítol de “Game of Thrones” a la Paeria.  

sábado, 18 de marzo de 2017

Rock and Roll en el PSC

Sidonie. Cafè Teatre Escorxador. Lleida 17 marzo 2017
Ayer tuve una noche “rockera”. Empalmé la asamblea de la agrupación del PSC de Lleida que invistió Primer Secretario a Fèlix Larrosa con el concierto de Sidonie en el Cafè del Teatre Escorxador.
El cantante, Marc Ros, barcelonés como el resto del grupo, saludó a Lleida como “la ciutat de la Casa de la Bomba, l’editorial Milenio, la Seu Vella i els caragols”. Se les ocurre una definición más indie?  Como suele pasar aquí el público empezó en modo postureo para acabar dándolo todo con “Carreteras Infinitas” y  “Estáis Aquí”. La actitud de Sidonie en el escenario es embriagadora, una explosión de energía positiva sin extravagancias; disfrutan de su concierto sin imposturas; todo fluye y te sientes sin  esfuerzo uno más de su fiesta.  Pueden hacerse una idea de la potencia de este grupo a través del trabajo Girando Con… del fotógrafo leridano y amigo Rafa Ariño  a quién el diario El Mundo describe como “Los ojos del indie español". 
Y me dirán, y esto qué carajo tiene que ver con la nueva ejecutiva del PSC Lleida? Pues miren, me dio qué pensar.  Yo opino que con Larrosa llega el Rock and Roll al partido.  La política necesita cambios de ritmo. Misma partitura si quieren, pero que entren batería y guitarras eléctricas para que se escuche el discurso socialdemócrata entre tanto barullo.  Fèlix tiene dos cualidades que los seguidores de este blog saben que valoro siempre: criterio político y coraje para defenderlo.  Y además, como Sidonie, te hace partícipe de su fiesta sin imposturas.  La raza la ha demostrado públicamente en diferentes episodios, incluso en votaciones de mociones municipales que no vienen al caso. No tiene que demostrar nada.  Félix es de Lleida, en el sentido que los de Lleida sabemos mirándonos con una sonrisa al margen de ideologías. Él, desde la lealtad a prueba de bomba a la organización y a los alcaldes Ros y Siurana, a los que agradeció especialmente el apoyo recibido,  ya está afinando instrumentos y haciendo pruebas de sonido. Con energía positiva. Sin complejos frente populismos locales, y con compañerismo. Mucha suerte y aciertos a la nueva ejecutiva: carreteras infinitas y algún crimen que resolver.







viernes, 17 de marzo de 2017

Más oposición en modo cansino.

Veo que siguen archivando películas de la oposición municipal...permíteme que insista en este post de diciembre: El fiscal jefe de Teruel ha pedido la incapacitación de un vecino de Obón por cansino en sus denuncias al Ayuntamiento. El procedimiento empezará con un examen médico forense para determinar si el tenaz opositor está en su sano juicio.  Parece ser que en los últimos 20 años ha cosido a denuncias la administración local –cerca de 100- y todas ellas se han archivado. 
El fiscal jefe de Teruel considera que se ha abusado de la Administración y que hay que poner freno a su cansino empeño por atiborrar de denuncias la sede judicial.
A los que conocemos la dinámica interna de la Paeria de Lleida nos es fácil caricaturizar con esta noticia las eternas sospechas de parte de la oposición municipal. En el último pleno sobre el estado de la ciudad Montse Minguez cifró las preguntas y las solicitudes de informes que presenta la oposición cada mes –todas ellas cocinadas en una desconfianza sistémica-  y créanme, el caso de Obon es un chill out ibicenco comparado con el torrente de preguntas, muchas de ellas prescindibles y en algún punto absurdas, que llueven en diferentes departamentos municipales.
Cuentan que “el cansino de Obón”, al recibir la notificación, sorprendido  él, se indignó de lo lindo por la decisión de la Fiscalía. «No denuncio por denunciarLo que está ocurriendo en Obón es una barbaridad» declaró al Heraldo de Aragón. Es así, él, en su interior, lo cree así: una barbaridad. Porque vive convencido de que está llamado a destapar un WaterGate a la turolense o un caso “Els Pujol” versión baturra.  Opino con respeto y cierta tristeza, que es fácil que este ciudadano viva en otra realidad.  Todo lo suyo se archiva. Todo queda en nada.  Porque, tal vez, la realidad sea que la administración funciona con normalidad absoluta.  Los ciudadanos que viven fuera de la burbuja de los partidos deberían plantearse si la oposición en modo cansino que practica “Junts pel NO a la Paeria” tiene realmente alguna utilidad.

miércoles, 15 de marzo de 2017

El ‘Procés’ de Geert Wilders.

Des l’any 2009 participo en tertúlies als mitjans de comunicació locals. Porto pràcticament nou anys a la “Tertúlia dels Polítics” dels dimarts a COPE Lleida  (1224 OM i 97.4 FM); un temps vaig anar als debats after hour sobre economia a UA1. Recordo alguna tertúlia matinera a Segre Ràdio amb Jordi Guardiola i també vaig anar a la SER i Onda Cero esporàdicament. En la de La Manyana Televisió hi participava fixe, des que la van obrir fins que la van tancar, em va “fitxar” l’amiga Sònia Gascón recordo. Ara participo a la tertúlia nocturna de Lleida Televisió “Lleida al Dia”, coneguda col·loquialment com “El Santi Roig”. Per què explico aquest "curriculum"? Perquè els darrers cinc anys comentant l'actualitat m’han especialitzat per la força en arguments del ‘Procés'. No els cuino jo aquests arguments. Sóc més aviat el maître del restaurant que coneix bé la carta i no només m'ha passat a mi, els comentaristes habituals dels mitjans locals també han fet el màster. N’hem parlat de lluny, de prop, rient, crispats, de lo jurídic, de lo sentimental, de si hi havia 100.000 o 1.000.000 de persones,  de les verdes, de les madures, de dalt i baix, de que la vida va y viene no se detiene...5 o 6 anys non stop. Aquestes dissertacions tenen un leitmotiv: si és o no és democràtic violentar el dret polític o les decisions del TC per a culminar el 'Procés'. En aquest post hi afegeixo un exemple més que ens ofereix l’actualitat per argumentar la meva opinió sobre aquest leitmotiv. No vull convèncer ningú, em conformo a fer-vos pensar un minut. Els Països Baixos celebren avui unes eleccions decisives per a la UE. Cas que guanyi l'ultradretà i antieuropeista Geert Wilders voldrà desenvolupar el seu programa dins la Unió. Normal. "La voluntat d’un poble”, “un mandat popular clar” i les segur més de “2.000.000 persones al carrer” l'obliguen a debilitar la idea d'Europa i els principis que la sustenten (per dir-ho elegant). Aquesta partida l'haurà de jugar al terreny del Dret Comunitari. Suposo que estem d'acord. 
Dit això. La pregunta:  Estarà legitimat Wilders des d’un punt de vista democràtic i mentre Holanda formi part de la UE a ignorar les decisions dels tribunals europeus que contravinguin els seu ‘Procés’?  Estarà legitimat Geert Wilders per manipular astutament la regulació del Parlament Europeu per aconseguir les seves finalitats polítiques? El Govern de la Generalitat, si vol ser coherent amb els seus al·legats i els seus actes ha de respondre orgullós que sí. Que sí està legitimat. Wilders té un "mandat popular" recordin, una mena de patent de cors en termes sobiranistes. "Cap Tribunal pot aturar un mandat popular democràtic" repeteix dia si dia també la portaveu del govern de Catalunya. Vostè, amic lector, cregui el que consideri. Jo penso que el Dret Comunitari ha d'estar sempre per sobre del ‘Procés’ del Partit de la Llibertat (PVV).





martes, 7 de marzo de 2017

Placa! placa!

Arturo Pérez-Reverte define Twitter como una barra de bar
Comparto esta definición. Cuando entras en el bar virtual y te apoyas en su barra, puedes escuchar desde el más erudito, hasta el mayor gilipollas pasando por tipos capaces de las mejores ocurrencias sobre temas cotidianos.  Yo sigo cuentas de Lleida. Me gusta mantener conversaciones breves, casi siempre frívolas, porque Twitter no es para reflexionar en profundidad. Nunca contesto comentarios de perfiles falsos, nunca, aunque sean agradables. Y siempre intento responder los comentarios de perfiles reales cuando considero que puedo aportar algo divertido o constructivo, sino me callo.  Como en una barra.

Ahora hay en el Twitter local un "debate" sobre las placas del Instituto Nacional de la Vivienda. Aquellas que se colgaban en los edificios de viviendas públicas construidos durante la dictadura. La barra de bar se ha animado con motivo de un comentario de Àngel Ros en una entrevista de televisión donde viene a decir que esas placas, propiedad de particulares –el matiz es importante-, pueden descolgarse siempre que haya un acuerdo de la comunidad. Sigue Ros que los propietarios las pueden descolgar si les da la gana cuando quieran con una escalera y un destornillador. Y que no es necesario que el Ayuntamiento destine recursos públicos para eso. Este criterio, que es como decir que el sol sale cada mañana, ha generado más movida en el sector punki que un concierto de La Polla Records confundiendo –embolica que fa fort- estas placas con las de denominación de las calles que sí son patrimonio municipal y solo La Paeria puede descolgar. Sencillo, verdad? Pero acabo mi copa. Pago y me voy. De lejos sigue sonando La Polla Records…Oi! Oi!